jueves, 7 de diciembre de 2017

El camión de la ruta roja 1

Aún recuerdo ese camión de la ruta roja que tomaste. Ibas llorando cuando lo ascendías. Tomaste de tu bolso los seis pesos que entonces cobraba, se los diste al chofer de cara afligida que te los recibía, mientras escuchaba una melodía que le recordaba a su amor imposible.
Aún, aún recuerdo porqué llorabas: el camion tenía "Terrenal" de Julión a todo volumen y así como subiste, bajaste, alcanzaste a bajar antes de que el urbano arrancara. Tocaste el concreto con tus zapatos de suela plana y recuperaste la sonrisa durante el primer paso que fue simultáneo con el despegue de la ruta roja que se retiraba de la parada de Camelinas, adelante de Los Cenadores, con rumbo a las Américas: "Soy libre", decías calmadamente, con exhalación de alivio mientras tenías los brazos levantados en señal de triunfo y mirabas la marcha del camión que desde tu distancia, se iba perdiendo.

0 comentarios:

Publicar un comentario