8 nov. 2015

El último cazador de brujas y cómo las chicas le buscaban discusión a como dé lugar.



Vengo de ver "El último cazador de brujas" protagonizada por Vin Diesel y pues lo único que me llamó la atención de la película es el reforzamiento sobre la teoría popular que estipula que a toda mujer le encanta discutir, provocar escándalo, hacerla de pedo pues.

¡Y cómo no! En el pasado, Kaulder fue un guerrero que combatía a las brujas y de repente se encontró con la reina quien le encajó su brazo en el corazón, lo condenó a la inmortalidad y a la soledad. Eso sí, con un previo donde se la hacía de pedo antes de morir.

En la época moderna, Kaulder "reencarna" y se reencuentra con la bruja quien le dijo que su inmortalidad, en realidad, era de ella: otro guerrero, supuesto leal de Kaulder en el pasado, fue quien se encargó supuestamente de la destrucción del corazón de la bruja, aunque en realidad lo conservó y la mantuvo con vida, en descanso, después de la "primera muerte" del personaje de Vin Diesel, en su faceta de guerrero, o sea, con greñas y barbas. Ya pelón, Kaulder está con ella y tiene que escuchar todo el méndigo sermón de la reina bruja. Me cae que al Kaulder ya le daban ganas de morirse, de que la bruja eliminara su corazón para que él dejara de ser inmortal y con justa razón. No era porque Kaulder odiara la vida, sino lo que le provoca sinsabor a la misma: discutir con una mujer. Finalmente, Kaulder se jode a la bruja, la extermina, iba a terminar con el corazón de ella y de repente llega otra chica conocida como "La invasora de sueños" que le dice que no lo destruya porque la gente aún necesita a Kaulder. Nel, no, no, no... la verdad es que la chica también estaba sola, así que no hallo a quién hacersela de pedo y qué mejor que Kaulder y el recordatorio de una lana que le debía porque cuando fue a verla, por primera vez, ya reencarnadita, su vivienda fue incendiada: "Me debes 500 mil dólares", le decía. Kaulder contestaba: "50 mil". En pocas palabras, no quiero discutir. Punto.

Aquí les dejo la foto de la bruja y ahora entenderán porqué Kaulder quería destruir su corazón.


¿A poco no estaba fea la pinchi bruja? ¡Aparte le discutía! 
Con razón Kaulder ya no quería ser inmortal.

0 comentarios: