4 oct. 2015

Cosas que me dejó Jobs


Apenas, apenas acabé de ver Jobs, la película. Me inspiró, pero también me deja algunas reflexiones laborales muy importantes, aquí van las clásicas que todo mundo pregona:

1) Cree en lo que haces
2) Persevera
3) Sé creativo.


Y aquí van las que aplican en el entorno.

1) Nunca confíes en los barberos, son los primeros weyes que te darán una patada en el trasero; después tú tendrás la oportunidad de dárselas.
2) Los obsesionados con el poder se van a chingar a su madre antes que el América si no cuentan con la capacidad suficiente para dirigir un negocio; dinero es dinero.
3) La gente siempre te va a juzgar de idiota o de exagerado, pero la verdad es que es un mecanismo de defensa que ellos aplican ante su falta de visión para mejorar las cosas.
4) Si te partes la madre en el trabajo y dejas un gran aporte creativo, la gente de la empresa te recordará por siempre, aunque sean soberbios y se traguen su orgullo. Será como una llave de rendición de lucha libre: en algún momento tendrán que ceder.
5) Quien se jacte mucho de ser tu amigo, la verdad no lo es; el que no se jacta, el que anda calladito, ése es en el que debes de confiar.
6) Los altos mandos creen que dirigir una empresa es lo mismo en todos los giros, pero en el caso de John Sculley, no es lo mismo vender refrescos que vender ordenadores.
7) En todo trabajo, siempre habrá piedritas que querrán tu puesto o cuando menos verte fuera. Si eres gente que aporta a la empresa, será contraproducente su deseo a mediano plazo.
8) No hay nada mejor que trabajar con autonomía creativa y un entorno flexible.
9) Si eres mala leche, nadie te va a soportar por muy eficiente que seas.
10) No le pongas el nombre de tus hijos a las mercancías.

Eso, eso fue lo que me dejó la película de Jobs.

0 comentarios: