1 mar. 2015

Captura de La Tuta en un plano imaginario.

Llegan unos cineastas disfrazados de policías federales a una modesta casa de aspecto abandonado. Tocan, esperan cinco minutos y los recibe La Tuta.

— Sr., buenos días —menciona uno de ellos en son de paz, uniformado pero desarmado. Disculpe las altas horas de la madrugada pero nos urge hablar con usted.
— Adelante, le dice "La Tuta".
— Nos urge hacer una temporada de Prision Break versión México. Ya ve que está de moda que las series y los realities shows se estandaricen. Ahora le tocó a Prision Break. Y bueno, con la experiencia como videasta que usted tiene, así como la carrera delincuencial que lo acompaña, pensamos en que usted es la persona indicada para la filmación de la primera temporada. Ya tenemos la locación, será en Almoloya de Juárez. Y pues, éste, venimos para saber si se encuentra interesado en formar parte de este gran proyecto. Eso sí, se quedará un tiempo encerrado, pero nos urge que filme y comience de inmediato la primera temporada. ¿Qué dice: jala o se ahorca?
— ¡Vamos!
— Perfecto, permítanos acompañarle.

Fin del cuento.

0 comentarios: