1 mar. 2014

Arriba el Atlante.

Dicen que los aficionados verdaderos son los que conservan el amor a un equipo por toda la vida. Mentira, el mundo cambia. La realidad también y la propiedad de los equipos ni se diga. ¿Qué pensará un antiteleviso o especialmente un antiazteco que durante su vida fue seguidor fiel al Atlas pero, por encima, antitelevisión? ¿Es justo que cambie de equipo? Sí. Es como seguir confiando en la policía cuando ella se prestó a los intereses de los malosos. No tiene sentido. En fin.

Esto viene a colación porque durante mucho tiempo fui seguidor de Monarcas Morelia pero, durante los últimos tres años, ya no sentía nada. ¿Qué ocurre en un matrimonio cuando de plano ya no sientes nada por tu pareja? Te separas así de simple y, si tienes suerte, encuentras una nueva. Lo mismo es en el futbol.

Monarcas Morelia ya no me transmitía ni madres, además de que no me identifico con la filosofía de su empresa propietaria hasta ahora: TV Azteca. ¿Qué razón tengo para apoyarlos? Ninguna. Ya no tiene sentido apoyar a un equipo que se ha vuelto fresón, insípido que se ha olvidado de su auténtica afición y, por ende, ella del equipo de manera paulatina.

Hace tiempo me volqué hacia el Atlante, ¿por qué? Es un equipo de tradición, me agrada, me cae bien, es un equipo que cuando está en el suelo se levanta y sigue luchando, independientemente de la circunstancia. Me identifico con ellos y no tengo nada más que agregar: ni es el equipo con más títulos, ni es el más ganador, pero es el que más me simpatiza. No quiero volcarme hacia Pumas, Chivas, Cruz Azul o América como lo harían los villamelones. Me voy hacia los equipos que juegan con lo que tienen, con actitud y ese equipo es el Atlante. Pocos aficionados pero lo queremos.

Y nada mejor ayer que acudí al Estadio Morelos y presencié la victoria de un equipo que seguramente se salvará del descenso. Es de los mayores triunfos que he gozado y en estos dos años que llevo como Atlantista (estoy seguro que serán muchísimos más baje o no baje) disfruté demasiado. Se siente padre que, con lo limitado del cuadro, luchen y se esmeren pir cumplirle al aficionado.

Gracias por esa partida que le ganaron al Morelia y arriba el Atlante!!!! chingao!!!


0 comentarios: