5 oct. 2013

Las Chivas no existen.




Guadalajara fue un equipo glorioso. Hoy vive de su pasado, hace fútbol basura y le falta respetó a sus aficionados. Sus jugadores más talentosos son vendidos y no se mantienen en el conjunto para darle la gloria que tuvo en los sesentas. Es un equipo sin chispa, sin nombre. Vamos, es como Timbiriche sin Thalía, Diego, Erika Rubín, Paulina Rubio, Sasha y Alix. Es como los Beatles sin Lennon y McCartney. Guadalajara es como Bronco sin Lupe Esparza, sin Guns N' Roses sin Slash (Axl ya sabe cómo es esa experiencia), como México sin Pémex (ya nos cargó el rifle), como Peña Nieto sin Televisa, como Michael Jackson sin Thriller, como Slim sin dinero.

Las Chivas no existen desde que las tomó Martínez Garza, desde que se cambió jugadores con el América (Ramón Ramírez, Luis García, Peláez, Nápoles) y se espantan con lo del Maza. Por favor, no mamen. Hubo cosas peores antes. Las Chivas no existen desde que Televisa las transmite. A partir de ese momento, Guadalajara perdió su esencia como lo más representativo del anti americanismo. Con el paso de los años, ha contradicho su gloriosa historia con años de fútbol basura e impresionismos baratos que llenan los espacios de prensa, pero no de sus aficionados. Por eso su pinche estadio está vacío.




http://youtu.be/PCIi7aCtsh4

0 comentarios: