5 oct. 2013

En nombre del amor.

Me he levantado tarde, sin ganas de hacer ejercicio, sin ganas de limpiar la casa, sin ganas de salir a la calle. No, no hay depresión por el momento. Simplemente soltaron los canales de películas en el Dish y quiero pasármela de boludo todo el día. Sin embargo, llegará el momento cuando mi novia me llame y me diga: "viejito hermoso, pasa por mí al trabajo" y, como buen mandilón, ¿para qué opongo resistencia? Voy, la recojo, nos trasladamos a un lugar para comer, paseamos, caminamos por algún lugar céntrico y en la noche la dejo en su casa. Regreso a mi refugio, prendo la tele, reviso la guía de programación, te perdiste tres películas chidas, pasaron dos buenos partidos de fútbol, la casa está sucia, no hiciste ejercicio, el lugar donde comiste no tuvo buen sazón, los canales de películas se han retirado, son las dos de la mañana, no puedes dormir y... Cero planes, todo sea en nombre de su felicidad, todo sea en nombre del amor, aunque no hubiera cuchi cuchi. No hay futuro.

0 comentarios: