30 jul. 2013

Apuntes del entorno.



Sutcliffe ya me había ilusionado cuando en su Twitter había confirmado que Tomás Boy sería el entrenador de la selección mexicana de futbol; después se retracto y pues todo sigue igual: "El Chepo" sigue al mando. Valió madres.

Hay gente que reclama el porqué se le da más importancia a un equipo de tres pesos que a la problemática de ingobernabilidad y violencia que azota a Michoacán. La respuesta es sencilla: ya estamos hasta la madre de ser infelices y distractores como estos parecen alternativas. Parecen porque hacen llorar igual que los pinchis problemas que tiene el estado. Ya ni el alcohol sabe igual.

La inseguridad que atraviesa el estado genera ansiedad y para calmar la ansiedad futbol, alcohol y... ¿drogas? ¿Se combate a la droga con enfrentamientos que producen más ansiedad? Con razón hay balazos a cada rato. Pinche negociazo. Se trata de generar crisis nerviosas que se calman con... ¡drogas! Aún así el futbol es una buena vía de escape... pero el europeo, no el local.

Me gustaría que el nuevo entrenador de la Selección Mexicana fuera Alex Ferguson. Al menos tendría una variante: dejaría al Chicharito en la banca.

En emboscadas matan a marinos en Michoacán. Se presume que la mafia los atacó. En Churintzio falleció un vicealmirante (no mamen). La solución más viable para detener este pedo, es traer a Popeye y darle muchas espinacas; sólo así.

Benítez fue atendido tardíamente de una peritonitis, situación que derivó en un paro cardiorrespiratorio que le quitó la vida. Es lamentable. Descanse en paz este gran jugador. Por cierto, no sabía que en Qatar también ofrecía consultas el IMSS.

Por último, leí que PSY es bien pedote. Al menos me cae mejor que Felipe Calderón. Lo gacho es que esa imagen de "triunfador" que se proyecta en las celebridades de nuestra cultura, es una reverenda farsa. El alma... ni a quién le interese. Ni al diablo siquiera.

0 comentarios: