sábado, 3 de noviembre de 2012

¡Ah, qué Don Ramón!

  Doña Clotilde... méndiga vieja acosadora, no dejaba en paz a Don Ramón. Se lo quería coger, la neta.

  Don Ramón se quejaba de la falta de empleo, pinche huevón. Nunca se percató de que la solución estaba en sus narices, a través de dos vías.

  Una, quizá, demandar a la Bruja del 71 por acoso sexual. Quizá no trabajaba y sí le bajaba una buena lana a a pinchi vieja. Otra, hacer un video porno con ella y venderlo en Tepito. Y con ello, él no hubiera invertido mucho tiempo en horas de trabajo, hubiera obtenido buenas ganancias (al menos para comer y pagar la renta).

¡Ah, pinchi Don Ramón tan pendejo!

  No hay futuro.

0 comentarios:

Publicar un comentario