4 abr. 2012

Nada


El clásico me vale, las promesas de los candidatos no me importan. Que Josefina se muestre como una doña saludable que hace ejercicio, que no mame; mejor que pongan a Dark Angel, al menos se ve más mami y le creo más. Estoy harto, por mucho que me intenten convencer, no creo nada. La emoción, las ilusiones, la enajenación que me hipnotizaba como un ente natural de una masa irracional, sólo ha llegado a un punto: A NADA.

0 comentarios: