9 feb. 2012

Chente en la azotea.


Vicente Fernández anunció ayer el retiro de los escenarios. Nomás se avienta una gira por varios países y culmina definitivamente sus presentaciones oficiales en conciertos. Chente es el alma del palenque, de la plaza de toros, de cualquier lugar donde se presente. "Mientras el público no deja de aplaudir, Chente no deja de cantar", su lema, su alma del playing; el toquín con Chente, con el buen charro, está garantizada y no se diga de la peda. Vicente Fernández es un grande. Y como tal, propongo que su último concierto lo haga como los grandes, como lo hicieron Los Beatles el 30 de enero de 1969: en la azotea.

¿A poco no estaría genial que Chente, de manera imprevista y gratuita, ofreciera un concierto desde una azotea? Sería lo máximo. La idea suena distante —incluso guajira— pero no sobra incluirla. Ojalá el buen Chente ofrezca su último concierto en una azotea. Estaría genial.



0 comentarios: