7 ene. 2012

¿Estela de luz? ¿Para qué?

Con monumentos como estos, cada día deberíamos de estar conscientes de que el gobierno es indiferente a nuestro destino, a nuestra condición, a nuestro estado de ánimo y a nuestra situación actual. El gobierno sólo desea mantenernos ignorantes, engañados, idiotizados; sólo quiere que seamos sus aduladores y que celebremos cosas que no tienen sentido. He aquí un ejemplo de su insensibilidad: la estela de luz.


Se gastaron el triple de lo originalmente pactado para su construcción, más de mil millones de pesos. Se tenía que entregar durante el bicentenario y su trabajo se retrasó 15 meses ¿Qué podría hacer un gobierno con ese dinero a beneficio del pueblo en lugar de beneficiar a compañías transnacionales en una construcción sin sentido? Si de construcciones se trata, ¿por qué no las usó para construir carreteras, puentes, hospitales, escuelas? O, en el peor de los casos, ¿cuántas botellas de cognac podría comprar en Los Pinos con eso? Da coraje, la neta.  

Lean esto y verán si en verdad valió la pena la construcción http://www.heraldo.mx/columnas/tercera-via/272-estela-de-opacidad.html

0 comentarios: