12 ene. 2012

2 consejos económicos del Roger, mejores que los de Kiyosaki.


   El Roger, buen amigo mío y conocedor de cobranza y negocios, en una charla dejó unos consejos que dejan pendejo al autor de "Padre rico, padre pobre": Robert Kiyosaki.

  Nunca se deja de aprender en esta vida y en la mañana de anteayer, el buen Roger nos explicó una realidad que cobra fuerza en los hábitos de consumo de la sociedad mexicana; no se diga del círculo político: gastar el dinero a lo pendejo.

  Pero antes, habló sobre las mujeres que no saben amar y con las que un hombre cree que con dinero las puede conquistar. Explicó lo siguiente:

Las chavas te bajan harto dinero.

  Las chavas te bajan harto dinero. Si buscas a una chava, trata de gastar lo menos que se pueda. Adminístrate porque ellas van directo al consumo. Buscan el mejor restaurante, los mejores lujos, cuando en realidad todo eso lo puedes resolver con una menor cantidad de dinero. Hay veces que me he gastado en un bar de 3 mil a 5 mil pesos cuando en realidad sale más barato comprar la cerveza en el súper y compartirla en alguna casa con tus amigos. Con fuertes gastos no la vas a conquistar y terminarás todo amolado. Si vas a conquistar una chava, que sea de preferencia alguien que no te piense en explotar.


  Ahora sobre los hábitos de derroche del mexicano. Él decía que "la gente se gasta el dinero a lo pendejo". Ya lo vimos recientemente con la realización de la "Estela de luz" alias "la suavicrema con ecualizadores":

La gente se gasta el dinero a lo pendejo.

   La gente se gasta el dinero a lo pendejo. Lo tiene e inmediatamente lo despilfarra. No invierte, no ahorra y sólo se lo gasta. Por ejemplo, mi hija tuvo su fiesta de 15 años hace poco y por una fiesta que duró un día, entre renta de salón (nada barato por cierto porque todavía quería algo bien), vino, cerveza, comida, atención a invitados, vestido, pastel, misa y todo, me gasté cerca de 80 mil pesos. ¿No hubiera sido mejor que le comprara un carro o un terreno para que después construyera una casa? Pero no, quiso su fiesta de 15 años y lo bueno fue que ya los cumplió porque sino quién sabe cuántos otros festejos me hubiera echado encima. ¿Yo no entiendo por qué quieren una fiesta que pasa rápidamente en lugar de otras cosas que les van a durar más y les van a producir más beneficios? Es verdad, la gente gasta el dinero a lo pendejo.

   Y en alusión a los consejos del buen Roger, me detuve a pensar sobre el tiempo donde está prevaleciendo una especie de comportamiento donde la sociedad mexicana gasta en lo que no necesita. Ciertamente este consumo proviene también del nivel de satisfacción o promesa de campaña que la publicidad ofrece en los medios. En el plano político por derroches como estos, los ciudadanos terminan pagando los platos rotos. No se diga de los bancos, en lo personal, cada vez que voy a pedir un estado de cuenta, los banqueros me ofrecen una tarjeta de crédito liberada con tal de usarla y tenerla de inmediato a la mano. Parecen tanto esos vendedores de droga que vuelven adictos a sus clientes, parecen de esos que la regalan para que, cuando te vuelvas adicto, te la dejen caer. En mi caso no me gusta usar tarjeta de crédito, pero no es extraño que así como me la ofrecieron a mi, se la ofrezcan, con los mismos beneficios o facilidades, a otro usuario que termina usando la tarjeta de crédito en cosas que no necesita y que finalmente sí la termine aceptando para gastar, gastar y endeudarse sobretodo con compras innecesarias.

   Estos fueron los consejos del buen Roger que, a mi parecer, son más funcionales que los de Robert Kiyosaki de Padre rico, padre pobre.

0 comentarios: