20 ago. 2011

Balacera en un territorio que dejó de ser santo y dejó de ser modelo de seguridad.


Veía el partido entre Santos de Torreón y Monarcas Morelia cuando al minuto 40 Jared Borgetti y el cronista de ESPN relataron que se escuchaban balazos. La gente que estaba en la cancha corrió hacia una de las puertas ubicadas en la esquina donde está la portería que defendía Oswaldo Sánchez. Le cambié a Televisión Azteca, suponiendo (vaya inocencia mía) que harían una cobertura sobre lo ocurrido. Los comentaristas expulsaron quejas sobre la inseguridad que azota al país, las cuales duraron pocos minutos porque la transmisión se suspendió y le siguió un... ¡programa de bromas! En contraparte, ESPN siguió con la cobertura de lo ocurrido como si fueran un canal de noticias y vaya que los superó.

Ni Televisa, ni TV Azteca, ni Cadena 3, ni ninguna otra televisora abierta realizó cuando menos unos tristes minutos de cobertura periodística sobre el clima de inseguridad generado. ESPN lo hizo mucho mejor que ellos. A mi opinión, Borgetti, Ramos Rizo, Ricardo Puig y García Toraño se vieron como muy buenos periodistas por encima de los Tercer Grado, los aztecos o los que habitualmente conocen. Y eso que no manejan la fuente de seguridad.

Es lamentable lo ocurrido. El futbol ya no se mantiene ajeno. ¿Qué confianza le dará a la gente de Torreón o de algunas otras plazas donde hay este deporte de ir con tranquilidad a presenciar algún encuentro?

La versión que, hasta el momento se maneja, es que una camioneta ignoró un retén que había afuera del estadio "Territorio Santos Modelo", policías dispararon contra ella y como respuesta el conductor les respondió.

Los asistentes se refugiaron en las butacas, publicidad estática o barreras del estadio. Algunos otros saltaron a la cancha en búsqueda de las salidas de emergencia. Después del penoso incidente, el presidente deportivo del equipo, Irraragori, acompañado de Oswaldo Sánchez, invitó a la gente a conservar la calma, a quedarse un rato en el estadio para que viesen el resto de la jornada futbolera sabatina o a dejar el inmueble en completa calma.

Las detonaciones ocurrieron afuera del estadio, aunque en Twitter circula esta fotografía donde se ve el mirador de un palco baleado.

http://t.co/hwqr8pX

Hasta el momento se reporta saldo blanco y un policía lesionado. La gente ha comenzado a abandonar el estadio.

Ojalá esto no sea el principio de una serie de eventos inseguros ocurridos en partidos de futbol. Ojalá que no. Los civiles ¿qué culpa tenemos de esta tonta guerra contra el narco? Pero hasta a Nacho Flores, que ni vela tenía en estos conflictos, le tocó. Es una pena todo esto.

Por cierto, ESPN debería de convertirse en canal de noticias. Informó mejor lo ocurrido que otras fuentes que sí se enfocan en materias de las que se dicen "expertos comunicadores". Tuvo la opinión de Raymundo Tuda, analista político quien dijo:

"No se puede pedir hablar bien de México cuando las imágenes explican lo contrario".

Y el comentarista de futbol para el grupo Multimedios, Jordi Benítez, declaró:

"Yo sentí los balazos dentro del estadio".

Es una pena todo lo ocurrido.




0 comentarios: