24 jul. 2011

Documental: The kid of the eight. La triste realidad de un niño hambriento y drogadicto.



Éste es un documental que refleja la situación actual de la infancia mexicana rodeada de carencias tanto afectivas como materiales. Trata sobre un niño que vive en la pobreza, carece de educación escolar, no tiene cambios de ropa y se esconde en un barril para drogarse con sustancias tóxicas como tíner o residuos de cemento.

The kid of the eight expone la ansiedad del niño (cuyo nombre no es mencionado por motivos de seguridad) que su único anhelo es comer una torta de jamón, pero su limitada edad no le permite ir como acarreado a las campañas políticas en tiempos electorales, especialmente las organizadas por el PRI en el Estado de México.

Depresión, angustia, soledad y un notable sentimiento de abandono reflejan la situación de The kid of the eight en la pantalla. Nadie sabe quiénes fueron los papás del niño y en qué reclusorio se encuentran cumpliendo una sentencia; sin embargo y, a su pesar psicológico, también contempla las realidades de otros niños con sobrepeso cuyos padres cobran la renta, el desempleo con el padre de una niña con un fuerte grado de miopía y una señora hechicera que lo pretende y la rechaza porque sabe que se dedica a negocios ilícitos, como la trata de blancas que son obligadas a trabajar en un burdel llamado "El 61". Toda una bruja la doña.

Los efectos del tíner y el cemento del niño del barril son notorios: falta de un léxico coherente, mala conjugación de los verbos, violencia oral involuntaria, alteraciones de los estados de la conciencia cuando su estado de ánimo sufre éxtasis de alegría, retraso mental, mitomanía y envejecimiento del cuerpo (es lamentable que un niño de ocho años tenga aspecto de 50).

El documental puede observarlo en Stars Channel siempre y cuando sea con sentido analítico y/o crítico. De lo contrario podría quedar peor que el niño protagonista de la historia.

Agradezco a @mariaenenalb la recomendación del documental.

0 comentarios: