1 jun. 2011

Así supe de Abel Membrillo




   1997 fue el año cuando por primera vez escuché la voz de Abel Membrillo. Fue a través de WFM 96.9 FM mientras hice un viaje a la Cd. de México, durante unas prácticas universitarias. Lo que más recuerdo es una presentación tardía del tema de Smash Mouth "Walking in the sun", tan tardía que ni se notó el error. Usó sus recursos creativos para que la transmisión no se escuchara tan discordante a la mecánica de trabajo de la emisora.

  Meses más tarde, en ese mismo año, vino el locutor Martín Hernández a impartir una conferencia a Morelia. Hablaba maravillas de él, como un tipo que no se complicaba la vida, como un tipo que fuese  muy protocolario o estructurado a la hora de hacer las cosas. Simplemente las hacía y ya. Le venía a la mente hacer un promo. Se olvidaba de conseguir hojas de papel o computadora, inmediatamente tomaba una servilleta o el primer pedazo de papel que encontrase y se ponía a redactar. El borrador, algo ilegible, era el guión. Lo que importaba era grabar y sacar el promocional cuando antes, mas en una época donde todavía lo digital no era tan accesible como ahora.

  En el apogeo de MySpace, allá por el 2006, en esos días en los que uno tiene tiempo libre y se dedica a explorar horizontes musicales. Descubrí una página de un grupo llamado el Comando Groovy, la recomendación vino gracias a un podcast donde Warpig hablaba de ellos y "La soda envenenada", una canción de 24 segundos con tintes demasiado simpáticos. Escuché la melodía "Karaoke" y me quedé impresionado tanto por el inicio, la interpretación y el contraste bizarro que se le da al romance con lo simple. No sé, pero me pareció genial la melodía (hasta la fecha la escucho y no deja de enfadarme).

  También recuerdo a Abel en los últimos días de Radioactivo 98.5 FM. Salía de 10 de la mañana a 12 del día si mal no recuerdo. Mucha gente lo recuerda como voz en off del programa Otro Rollo, los promocionales de Televisa Deportes y más recientemente en el promocional que sale de Iniciativa México.

  En fin, una de las voces más recordadas que incluso mi amigo Aníbal suele imitarla.

  Descanse en paz, Abel Membrillo




0 comentarios: