2 may. 2011

Las leperadas de Emilio Azcárraga, parte 2.

PROVENIENTES DE:


CALDERÓN, JUAN (ALIAS "EL GALLO") EN EL "GALLO" CANTA, MI VIDA (AUTOBIOGRAFÍA), EDITORIAL AGUILAR, OCTUBRE DEL 2005.



   Cuando Juan Calderón regresó de TV Azteca a Televisa a pedir chamba porque su programa en la televisora del Ajusco, no cuajó (pags. 201 y 202):


Emilio Azcárraga Milmo: ¿Cuántos años tienes?
Juan Calderón: Acabo de cumplir 59.
Emilio Azcárraga Milmo: ¿Y no se te hace que ya estás grandecito para hacer PENDEJADAS?
Juan Calderón: Sí señor.
Emilio Azcárraga Milmo: Pero qué PENDEJADAS gigantes

Pag. 146.

Emilio Azcárraga Milmo: ¡Ya llegó el viejo PENDEJO! ¿Qué hiciste Juan?
Juan Calderón: Meter la pata, señor.
Emilio Azcárraga Milmo: No, Juan, no metiste la pata, ¡metiste todo tu PENDEJO cuerpo a la MIERDA! ¿No se te hace que ya estás muy grandecito para hacer PENDEJADAS de ese tamaño?
Juan Calderón: Sí señor, de verdad me arrepiento.

   Guillermo Ochoa era conductor de un noticiaro nocturno (durante una breve ausencia de Jacobo Zabludowsky en la segunda mitad de los años ochenta) y se puso malo de peritonitis, por lo que Emilio Azcárraga pidió que Juan Calderón lo supliera (pags. 123 y 124).

Emilio Azcárraga Milmo: ¿Sabes por qué te llamé?
Juan Calderón: No, señor.
Emilio Azcárraga Milmo: Resulta que Memo (Ochoa) se puso muy enfermo, pero como siempre, los rumores apuntan a dos cosas: el primero es que lo corrí, pero no es cierto. Guillermo es una de las principales figuras de la compañía. Segundo, el otro apunta a que como era muy amigo de Alfredo del Mazo y no salió electo candidato del PRI, recibí órdenes de Carlos Salinas de Gortari para sacarlo de la compañía, ¡y a mí ningún HIJO DE LA CHINGADA me da órdenes, de tal suerte que esta noche y los días que estés a cargo del programa, me vas a cuidar las espaldas de Ochoa y a darle su lugar! Cuando Memo se recupere, retomará su lugar. Así que por eso te mandé llamar, tu primera obligación es decir que Memo está realmente enfermo y debes acabar con los PINCHES rumores.
Juan Calderón: ¿Cómo quiere que haga el programa, en broma, muy en serio?
Emilio Azcárraga: Esa es tu bronca, me gustas; te quedas, la riegas y te regresas a la W.
Juan Calderón: Una cosa final, señor, ¿puede usted dar órdenes de que me esperen?
Emilio Azcárraga: ¡Te están esperando, PENDEJO, anda ya vete!


Pag. 125

Lolita Ayala: Emilio, recuerdo que tú dijiste que te había gustado mucho Juan Calderón cuando hizo el programa de la OTI.
Emilio Azcárraga: "Ese CABRÓN, ese CABRÓN, es perfecto"

Cuando Raúl Velasco metió a Juan Calderón como conductor en televisión (pag. 119)

Emilio Azcárraga: ¿Quién CHINGADOS metió a Juan?
Raúl Velasco: Yo, Emilio, yo lo invité -Raúl Velasco temblaba.
Emilio Azcárraga: Pues acertaste, Raúl, este CABRÓN estuvo muy simpático, es más, me gustó, se comió de calle a la (Gloria) Calzada.

   Juan Calderón, en los años setentas, era productor de un programa de televisión donde salía como cómico principal Mauricio Garcés, además de algunos otros que si escribo aquí, a duras penas se acordarán quiénes eran. Según comenta, grabó un sketch donde aparecen dos cómicos, vestidos de mujeres, jugando canasta. Estuvo tan chistoso que Azcárraga Milmo no lo vio en su momento, pero sus padres sí, quienes se carcajearon y al percatarse de la verdadera razón, Azcárraga Milmo le pidió a Juan que le presentara el sketch que, también, le agradó demasiado y tomó una decisión: repetirlo. Ante ello, Juan argumentó:

Juan Calderón: Pero, señor. A lo mejor los patrocinadores no quieren pagarlo.
Emilio Azcárraga: ¡Que se CHINGUEN! Esto va al aire por MIS HUEVOS.

0 comentarios: