28 abr. 2011

La muerte del Osito Bimbo: las elecciones de 1988.

El Osito Bimbo se convirtio en consejero electoral en los tiempos de Miguel de la Madrid Hurtado. El 6 de julio del 1988, se encargó de alterar los resultados de las boletas electorales y de embarazar urnas -incluso a él se le responsabiliza de ser el tipo que "apagó el sistema de computo que contó los resultados".

Pobre Osito Bimbo, creía que formaba parte del sistema, pero éste le jugo una traición muy fatal. Días después llevó paquetes electorales a la Cámara de Diputados, ahí en San Lázaro, para que los destruyeran. Iban a incendiar el lugar para destruir todas las evidencias electorales que no beneficiaron a Carlos Salinas de Gortari. Unos tipos, momentos antes del planeado incendio, dieron aviso a la gente de que evacuaran el lugar; sin embargo, el Osito Bimbo se quedó como pendejo viendo Rosa Salvaje en una televisión que estaba en un pasillo y no puso atención a la advertencia. Los tipos dieron paso a lo planeado, creyendo que ya no había nadie en el lugar: el Congreso fue incendiado, las urnas se hicieron carbón y minutos más tarde el Osito Bimbo falleció intoxicado, justo en el momento cuando veía, en uno de los capítulos de la telenovela, que Leopoldina, la mayordomo de la residencia, era lesbiana y le gustaba Laura Zapata.

0 comentarios: