8 nov. 2016

20 oct. 2016

Todo mi apoyo para Poncho el chico.

Resultado de imagen para alfonso martinez


No había checado los anales históricos de la ciudad —bievenidos sean— y resulta que en Morelia nos gobierna "Poncho el chico"; sí, Alfonso "Ponchito" Martínez es descendiente de otro Poncho que fue alcalde de Morelia en los sesentas. Por ello, nuestro alcalde es "Poncho el chico" y creo que hemos sido muy mala onda con él. 

13 oct. 2016

Qué bueno que ganó Dylan; premio al fondo sobre la forma




Premio al oficio sobre la forma. Hay gente que se queja del Nóbel a Dylan, pero, siendo sinceros, y sin escribir un libro, ha pesado más su peso literario plasmado en canciones que el hecho de publicar un libro. Si se le diera premio a la forma sobre el fondo, Paulo Coelho y Cuauhtémoc Sánchez la llevarían de gane, hasta Yordi Rosado. Y sólo por escribir libros. Preferimos el oficio, por mucho, sobre la forma. Bien ahí, academia.

8 oct. 2016

Radio: Curiosidades de Ochentrax (para los nostálgicos de Retro 90.1)




Ex amantes de Retro 90.1, especialmente de Ochentrax, tengo ganas de compartirles algunas cosas.

- Corría el año del 2012.

- En aquel entonces, participaba en la producción de una emisora llamada Retro 90.1.

- Ahí mismo, también conduje un programa que por cierto no era en vivo, pero sí al día, pues le metía mucha producción para dejarlo como un audio bien trabajado. Ese programa fue Ochentrax.

- En Ochentrax, como su nombre lo indica, me surgió luego de que el gerente de aquel entonces en Cadena RASA, mi gran maestro, mi señor padre y todo, Don Arturo Herrera Cornejo, me pidió que elaborara un proyecto de programa de los años 80 para Radio 5-70 por el año 2008, después de que la emisora concluyera de su breve etapa bajo el nombre de Ultra (2007-2008) y surgió Ochentrax. Sin embargo el proyecto no se llevó a cabo sino hasta el nacimiento de Retro 90.1 en el 2012. Mientras tanto, se mantuvo al aire otro proyecto llamado Track 80, que fue conducido por Pablo Ricardo. Sí, la mismísima voz beatlemaniaca (El Sargento Pimienta, El Club de la Morsa y Beatle Beat) en Morelia.

- Ochentrax arrancó con dos emisiones, al igual que el Club de la Morsa. Posteriormente por 
reestructura ambas se redujeron a una por día.

- Ochentrax es la fusión de 'ochenta' y 'tracks'.

- Pasaba de lunes a viernes de 12 a 13 hrs.

- La gente que nos escuchaba creía que era en vivo. En realidad el programa era un trabajo de producción que generalmente armaba por las noches en cuatro bloques y dejaba preparado al día siguiente. Modestia aparte, siempre me he considerado más productor que locutor.

- El armado del programa me llevaba dos horas, a veces tres diarias entre la selección de melodías, procesados de voz, mezclas, arreglos de decibeles y medición de tiempos. Mis noches estaban llenas de puro y absoluto placer, ¿qué más podía pedir?

- Un mediodía bajó a mi oficina el vicepresidente de la Cadena a felicitarme por el programa. Me había escuchado en su trayecto hacia Morelia y le encantó. Nunca le aclaré que no era en vivo.

- ¿Quizá se pregunten por qué optaba por una producción que por un programa en vivo? El formato de la emisora se prestaba para ello, además de que mis actividades en la empresa me mantenían ocupado durante el día: la producción de Candela 92.3, diseños de audios para programas y emisoras (lo que se conoce como vestimentas), la administración de contenidos de las páginas web, edición de spots, redacción de guiones, creaciones de anuncios corporativos para los diarios o medios alternos, impresión y diseños básicos de identidad corporativa para los agentes de ventas... ¡Vaya! difícilmente tenía tiempo para hacer un programa en vivo. En la noche, había más oportunidad.

- El programa generalmente lo armaba de 10 de la noche a 1 de la mañana, lo dejaba listo en la computadora de transmisiones y mi buen Pablo Ricardo se encargaba de reproducirlo.

- El último programa que armé no salió al aire porque ese día se transmitió un control remoto. A la semana siguiente nació el formato de los 40 Principales en Morelia. Por cierto, ese programa está perdido en un disco duro que se dañó y cuya información no pude recuperar.

- El programa tuvo varios vestidos de producción engalanados con las voces de Julieta Gómez Zamora (sí, la misma de "La hora del té" y de las tardes Retro), Caro Zuñiga (sí, la que después se fue a Kiss FM, ahora en Top) y mi señor padre Arturo Herrera Cornejo. Todos los diseños de audio fueron elaborados por un servidor y cada voz tuvo sus peculiaridades. Por ejemplo, la voz de Julieta se presta para matizarla, poner en segundo plano un collage de melodías y en tercer plano alguna cama de audio tenue; Frida, producción más suave con audios que connoten elegancia y mi señor padre, una producción afín a los tiempos del carrete abierto, más clásica y apoyándome más en los ascensos y descensos del fondo musical.

- Para la forma de locución, me inspiraba mucho en una fusión entre Mario Vargas y los curas de las misas dominicales. Don Mario fue un locutor de los años 70 (de hecho, su voz es el audiotipo que dice "El Tlacuache" de Los 40 Principales, también lo has oído cuando anuncia "Skuinkles es diferente") que presentaba música disco con frases ocurrentes en WFM y después en Stereo Cien de la Ciudad de México. Él fue el motor para que me animara a decir "como lo dicta la Constitución", "esto no es una rola sino un himno que debe ser tocado cada lunes, durante las mañanas, en los patios de las escuelas primarias mientras se rinden honores a la bandera", "tenemos más música que los vendedores del auditorio en domingo" o "escuchas la música de la época cuando (personaje ochentero, contexto, comparación tiempo pasado-presente) Robocop no era autodefensa"; o en el caso de los curas dominicales, sacaba frases como "alabado sea", "es justo y necesario" o "es todo por hoy, el programa ha terminado, podéis ir en paz, goodbye strangers".

- En fin, podré sacar muchas cosas más. Con el paso del tiempo lo haré. Pero en los dos años que produje, armé y conduje el programa, me dejó mucho aprendizaje, experiencias, gente que conocí gracias al poder de la radio, amigos y especialmente la oportunidad de hacer lo que más me gusta.

Por último les comparto este material que encontré entre mis baúles cibernéticos. Un programa realizado, precisamente, un 8 de octubre del 2012. Han cambiado muchas cosas. Por fortuna, la memoria es muy noble y me permite recordar momentos donde, hasta la fecha, he podido hacer lo que me gusta: radio.

Alabados sean.